El “Niño Selfie” de los Estados Unidos

Publicado por: Time Together En: Social El: Comentario: 0 Hit: 126

Por Paola Sánchez Carpio

El “Niño Selfie” de los Estados Unidos

Mientras Ryan McKenna observaba su teléfono celular se convirtió en un fenómeno viral cuando las cámaras de televisión lo grabaron junto al reconocido cantante de pop Justin Timberlake durante su actuación en concierto del Súper Tazón del 2018. 

El “niño-selfie” es el apodo que han usado las redes sociales y la prensa para referirse al joven de 13 años que parecía completamente desinteresado en contraste con el resto de aficionados estupefactos que disfrutaban estar cerca del cantante. ¿Es esta escena el reflejo de una sociedad que parece cada día más dependiente del teléfono celular y más desconectada con la realidad?

Ryan McKenna está parado a la izquierda de Justin Timberlake, en el centro, mientras la estrella de pop canta en el medio tiempo del Super Tazón 52. (Fotografía de Christopher Polk extraída de Getty Images) 

El Súper Tazón o Super Bowl es uno de los eventos deportivos más grandes de los Estados Unidos donde los dos mejores equipos de Fútbol Americano profesional se enfrentan en un partido visto internacionalmente y por quienes tienen el lujo de acceder a boletos de alrededor de dos mil y hasta cinco mil dólares por asiento.

El show de medio tiempo es sin duda un espectáculo tan grande como el partido. Solo los artistas de música pop más relevantes y reconocidos internacionalmente participan durante este encuentro deportivo que este año tuvo lugar en el estadio US Bank de Minneapolis, una ciudad al noroeste de los Estados Unidos. Es por eso que el concierto de medio tiempo es una de las atracciones más comentadas y esperadas.

En los últimos años, este tipo de espectáculo televisado por millones ha dejado videos y momentos virales, es decir que se comparten incesantemente en la redes sociales hasta el punto de ser el foco de atención de los medios de comunicación.  Por ejemplo, durante el concierto de la cantante Katy Perry en el juego del Súper Tazón del 2015, el video de un tiburón azul se hizo un fenómeno viral. Perry interpretaba la canción "Teenage Dream" cuando uno de sus bailarines se robó el show al realizar su propia coreografía mientras vestía un enorme disfraz de tiburón azul. Este momento gracioso y hasta tierno convirtió al anónimo bailarín en una sensación pública por meses.

Pero este año, el tema más comentado fue una escena más deprimente y desconcertante que cómica.

Cuando Timberlake se acercó a la multitud de aficionados en el estadio, un chico pareció hacer lo que muchos encontraron deprimentemente predecible para alguien de su edad: McKenna tenía su mirada fija en su teléfono en lugar de deleitarse de un momento único en la vida.

Dentro de pocos minutos McKenna era tema de burlas y comentarios de miles de espectadores que criticaban al despistado chico del teléfono. “Es una locura estar en el Súper Tazón para empezar y que aparte todo el mundo esté hablando de mi. No lo puedo creer,” comentó McKenna a un medio local, el Saint Paul Pioneer Press. Muchos de los chistes giraban en torno a las búsquedas imaginarias de Google de McKenna, como: "¿Quién es Justin Timberlake" o "Letra de la canción 'Can’t Stop this Feeling".

El adolescente de 13 años aclaró más adelante que había estado unas cuantas filas atrás cuando la estrella subió los escalones, y que tuvo que empujar un poco para llegar al lado del cantante. Una vez allí, sacó su teléfono para tomarse una selfie,

Selfie es una palabra que viene del inglés self que significa “yo o yo mismo” y se usa para referirse a una fotografía de autorretrato típicamente tomada con un teléfono inteligente que se sostiene con la mano o con un dispositivo llamado selfstick para luego ser publicada en una plataforma en línea. Este término nace con el usó de los teléfonos inteligentes y el auge de las redes sociales. En el 2013 esta palabra pasó a formar parte del diccionario de Oxford de la lengua inglesa que es el equivalente al diccionario de la Real Academia de Lengua Española RAE.

“El fenómeno de Selfie está transformando la cultura social

Según la psicología, el Selfie es un mecanismo de autoafirmación que muestra una compulsión narcisista en el individuo. De acuerdo con la investigadora de métodos de enseñanza, marketing y comunicación, Christine M. Kowalczyk de la Universidad estadounidense de Carolina del Este “el fenómeno de selfie está transformando la cultura social. Los selfies permiten la oportunidad de una gratificación instantánea en forma de comentarios positivos, compartidos y likes o me gusta, algo que solo ha sido posible con el surgimiento de las redes sociales…Las publicaciones por cuenta propia proporcionan a las personas un canal para gestionar las impresiones de los demás sobre ellos, creando y aumentando su autoestima, lo que puede respaldar su felicidad y atractivo físico”, afirma Kowalczyk. Ver también: El fenómeno Selfie

Para muchos expertos, es esta búsqueda por la gratificación instantánea lo que también nos mantiene conectados a nuestros dispositivos móviles. Mary Meeker trabajó como analista de seguridad para la bolsa de valores estadounidense Wall Street y hoy en día se dedica a analizar todo lo relacionado al uso del Internet y las nuevas tecnologías. Su último informe del 2017 sobre las tendencias del internet muestra que el uso del teléfono móvil es un ejemplo frecuente y omnipresente de las interacciones diarias del usuario con la tecnología y que “las personas revisan sus teléfonos móviles 150 veces al día por diversos motivos”.

Ver también: Según un estudio Los buenos hábitos salieron mal: explicando las consecuencias negativas asociadas con el uso de teléfonos móviles desde una perspectiva de sistemas duales.

Este número representa las veces que las personas se desconectan de su entorno para centrar su atención en lo que pasa el mundo en línea independientemente del motivo y de lo que suceda a su alrededor, son 150 momentos que dejamos pasar todos los días, más de mil momentos perdidos en una semana. 

La imagen de un niño con la mirada perdida en la pantalla de su teléfono celular mientras algo espectacular está ocurriendo frente él no es tan diferente de lo que vemos todos días. Desde personas fotografiando su comida en lugar de saborearla, parejas mirando su teléfono en restaurantes o cafeterías en lugar de conversar entre ellas, hasta madres de familia chateado en una banca en el parque mientras sus niños juegan. El “niño selfie es tal vez un espejo hacia nuestra cultura absorta en si misma y en una realidad virtual efímera. 

Por Paola Sánchez Carpio.

Comentario

Deje su comentario