Las mujeres y la adicción a los teléfonos celulares

Publicado por: Time Together En: Social El: Comentario: 0 Hit: 91

Por Paola Sánchez Carpio

Las mujeres son más vulnerables a la adicción y otros efectos negativos relacionados al uso del teléfono celular, según varios estudios internacionales.

A propósito de conmemorar el día internacional de la lucha por la igual y los derechos de la mujer, hay que recordar el rol importante de la tecnología en las nuevas generaciones.

A pesar de que hay muchas ventajas relacionadas al uso de redes sociales y dispositivos móviles, expertos aseguran que estos tienen un efecto negativo en la salud física y emocional de los jóvenes, particularmente en las mujeres.

El uso de los teléfonos inteligentes se ha convertido en un hábito casi indispensable en la última década. Las redes sociales vinculadas al uso de dispositivos móviles ofrecen una satisfacción de entretenimiento, compañía y comunicación difícil de resistir.

Aunque es de esperase que estos hábitos virtuales sean más populares entre los jóvenes, varios estudios alrededor del mundo han encontrado que las mujeres son más vulnerables a la adicción que los hombres.

Por ejemplo, un estudio realizado por expertos en sociología y comunicaciones de la Universidad de Alicante, España, destacó que las mujeres son los principales usuarios de las redes sociales.

"Más mujeres parecían creer que las relaciones interpersonales se pueden fomentar a través de Internet, lo que es coherente con las preferencias de las mujeres por los servicios de redes sociales… Así, a nivel mundial, el 60% de los usuarios son mujeres”, aseguran Eva Espinar Ruiz y María José González Río en su análisis".

Eva Espinar Ruiz afirma también que "en comparación con los hombres, las mujeres utilizan teléfonos inteligentes para comunicarse con los demás con más frecuencia, lo que puede contribuir a una mayor dependencia de teléfonos inteligentes entre las mujeres".

En Corea del Sur también se realizó una encuesta a 1.236 estudiantes de seis universidades diferentes del país: Los resultados mostraron que el 52 por ciento de las mujeres encuestadas usan sus teléfonos inteligentes al menos 4 horas al día, mientras que solo el 29,4 por ciento de los hombres encuestados lo hacen.

Esto es significativo porque se ha demostrado un fuerte vínculo entre la depresión y el uso extendido de estas tecnologías.

El estudio señaló que las mujeres tienen un deseo más fuerte de comunicación y de establecer contactos a través de sus teléfonos inteligentes en comparación a los hombres. Ese deseo más fuerte las impulsa a engancharse más vehemente a estos sitios de redes sociales.

Un hallazgo interesante y preocupante de este estudio fue la cifra de mujeres que respondieron que se sentían inseguras al no poder utilizar su teléfono inteligente. Mientras que solo el 8.9 por ciento de los hombres respondió que si, el 20.1 por ciento de las mujeres se identificaba con eso.

"A las usuarias se les aconsejó conscientemente dejar sus teléfonos fuera de su alcance de vez en cuando", dijo Jae-Yeon Jang, uno de los investigadores y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ajou en un comunicado de prensa,.

Otros expertos aseguran que el abuso de estos dispositivos también puede causar problemas de salud física. Así lo asegura Isaac Vaghefi, profesor asistente de sistemas de información gerencial de la Universidad Estatal de Binghamton en Nueva York.  Al encuestar a casi 200 estudiantes universitarios para determinar su nivel de adicción a los teléfonos inteligentes, Vaghefi, encontró el uso excesivo de teléfonos inteligentes conduce a otro tipo de problemas como la pérdida de sueño y que las mujeres eran especialmente susceptibles a este problema.

Los datos también mostraron que el doble de mujeres en su muestra eran adictas a los teléfonos inteligentes. 

No todo son malas noticias

A pesar de los riesgos mencionados en la salud mental y física que el abuso de los teléfonos inteligentes y las redes sociales representan para las mujeres y para muchos jóvenes, no hay que olvidar las ventajas que estás nos pueden ofrecer.

Las redes sociales como Facebook y Twitter han servido para campañas positivas de empoderamiento de la mujer.

Estos sitios virtuales han generado espacios de expresión y de información. También han promovido movimientos sociales a nivel mundial que reclaman la igualdad de género y los derechos de los seres humanos.

Movimientos feministas como la campaña #MeToo (yo también) , #SheShould (ella debería), #YouOkSis (estás bien hermana) y #PrimerAcoso son ejemplos del poder y la ventaja del aprovechar estos espacios virtuales.

El hashtag # es una palabra que al juntarla con el signo de numeral puede vincular comentarios y publicaciones relacionadas al mismo tema y mediatizarlos a través de diversas redes sociales.

En Ecuador también se llevan a cabo espacios virtuales similares. El más popular es el grupo de Facebook No Callamos Más” que cuenta con más de 26 mil miembros.  Aquí miles de mujeres comparten historias de abuso y violencia de género y se apoyan entre si demostrando los beneficios que las nuevas tecnologías pueden ofrecer.  

Aunque no hay una razón única y absoluta que explique el porque las mujeres son más vulnerables a la adicción, vale la pena reflexionar sobre una cultura actual donde todavía se valora a la mujer a través de sus apariencia física y únicamente bajo el rol que desempeña en la sociedad como madre, hija o esposa y no por su rol y logros individuales e independientes. 

La necesidad de aprobación y aceptación, junto con la presión que sufren las adolescentes refleja todavía una sociedad inquisidora y superficial.

Aunque se ha progresado bastante, todos estos estudios demuestran que todavía hay trabajo que hacer para aprender a usar la tecnología para nuestro beneficio.

Comentario

Deje su comentario